Servicios

¿Me interesa bajar la potencia contratada durante el estado de alarma?

Cómo ahorrar hasta el 90% de los costes fijos de electricidad durante el estado de alarma.

 

Durante las próximas semanas de compromiso colectivo, debemos convivir con una importante limitación en las actividades productivas que va a repercutir en las economías familiares y empresariales. Es tiempo de extremar la precaución y la imaginación. 

Por eso ENERGY FLOW CONCEPT y SOCAIREorganizaciones aliadas que trabajan para ofrecer consultoría de energía a todo tipo de consumidores, se unen en estos momentos para hacerte llegar la siguiente información que creemos muy relevante:

En todas las facturas de electricidad hay un componente fijo (la potencia contratada) y otro variable (el consumo). El componente fijo se establece para asegurar que todos los puntos de acceso a energía de una red puedan “garantizar” que la red en efecto podría ofrecerles la energía que su actividad necesita. Durante el período de alarma ambas dimensiones se reducen:

En el consumo porque desafortunadamente no podemos utilizar la instalación. Este es un ahorro directo ya que la comercializadora de energía no nos está cobrando.

En la disponibilidad de potencia porque son muchos los inmuebles que no van a demandar su capacidad. Sin embargo, este es un coste fijo en todas las facturas y si no modificamos la potencia contratada seguiremos pagando por ella.

 

¿Porqué hacerlo ahora?

 

En condiciones normales solamente se puede cambiar la potencia contratada una vez al año, de modo que aunque tengamos un inmueble que consume poco en ciertos momentos del año, tenemos que tomar una decisión “anual”.

Las grandes distribuidoras, debido  al estado de alarma, sin embargo, han flexibilizado este aspecto para permitir un ajuste de potencia durante este periodo. Volviendo a la potencia original una vez finalicen las condiciones excepcionales y se retome la actividad.

¿Qué tipo de inmueble puede solicitarlo?

 

En realidad todos, si bien la oportunidad se da en los contratos de más de 15 kW de potencia. Grandes oficinas, negocios de hostelería, centros educativos, industrias, segundas residencias con instalaciones de calefacción alimentadas por electricidad, etc. La medida podría ser interesante también para pequeños negocios que hayan reducido drásticamente su actividad o cerrado.

Como siempre, depende del esfuerzo que implica la gestión y el ahorro que pueda suponer. Además, para minimizar los costes de la futura ampliación, en los contratos de mas de 15 kW es importante mantener la potencia actual en uno de los tramos de potencia. 

Pongamos unos ejemplos, para un periodo de 30 días:

 

1 | NAVE INDUSTRIAL

Potencia contratada en condiciones normales de actividad:

P1. Pico P2. Llano P3. Valle Coste mensual*
Potencia contratada 50 kW 50 kW 50 kW 425,73 €
Coste kW/día 0,11159 € 0,06694 € 0,04463 €
*impuestos incluidos
Propuesta de ajuste de potencia el estado de alarma:
P1. Pico P2. Llano P3. Valle Coste mensual*
Potencia contratada 1 kW 1 kW 50 kW 91,95€
Coste kW/día 0,11159 € 0,06694 € 0,04463 €
*impuestos incluidos
78,40% DE AHORRO = 333,77€
2 | COMERCIO LOCAL DE ILUMINACIÓN
Potencia contratada en condiciones normales de actividad:
Potencia contratada 9,9 kW Coste mensual *
Coste kW/día 0,10422856 € 39,37€
*impuestos incluidos
Propuesta de ajuste de potencia el estado de alarma:
Potencia contratada 1 kW Coste mensual *
Coste kW/día 0,10422856 € 3,98€
*impuestos incluidos
89,9% DE AHORRO = 35,39€
Una vez visto que estos ahorros pueden ser muy significativos para muchos negocios, y mayores cuanto más se alargue esta situación, seguramente te estés preguntando…

¿Qué pasos debo seguir?                                         

1.

Determinar qué potencia mínima requiere el inmueble para mantenerse con la actividad presente durante el estado de alarma.

2.

Contactar con tu comercializadora de energía, la que te factura mensualmente, para solicitar el cambio de potencia, e información de los plazos efectivos para la bajada y la subida, de modo que puedas estimar el ahorro real, y si merece la pena para ti.

3.

Comunicar unos días antes de reiniciar la actividad el deseo de volver a la potencia inicial.

¿Tiene coste esta gestión?

 

Sí, debes confirmarlo con tu comercializadora y son 10,94€ (IVA incluido) tanto para bajar como para subir, de modo que se deberá pagar dos veces. En condiciones normales, además se cobran  23,84€ por cada kW que se suba. Este aspecto dependerá de cada comercializadora. En algunos casos se ha informado que estos derechos de extensión (así se llaman) no se cobrarán. Se debe confirmar antes de realizar la operación.

No debes bajar la potencia si tienes un boletín eléctrico de más de 20 años, ya que pueden pedirte actualizar la instalación, suponiendo esto un coste importante.

¿Quién me puede asesorar?

 

En principio, las propias comercializadoras deberían estar interesadas en ayudarte en el proceso, si bien es posible que no sepan determinar qué potencia mínima vas a necesitar.

 

¿Qué ganan Socaire y Energy Flow Concept con esto?

 

Nos sentimos satisfechos con aportar ideas para todos los consumidores, y agradecemos que aportéis vuestras dudas que enriquezcan el debate y la difusión. Es posible que tengáis dudas en cuanto al proceso, o la potencia mínima que debéis solicitar.

Y para eso, estamos siempre a vuestra disposición.

Con toda nuestra energía.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *